¿Generan antecedentes los delitos leves?

La reforma del Código Penal efectuada por la LO 1/2015 entró en vigor hace ya más de un año, pero todavía hay detalles que no han llegado a los oídos de los juristas o interesados en el derecho con la rigurosidad necesaria, dando lugar a malentendidos que, por lo general, se expanden con una rapidez pasmosa.

Una de las cuestiones que, en mi humilde opinión, no se ha tratado con la precisión que debería es la de la generación de antecedentes a través de la comisión de hechos constitutivos de delito leve. ¿Verdaderamente generan antecedentes los delitos leves? Bien, es fácil, cuando se reforma una ley, comparar ambos textos y resaltar las diferencias con afirmaciones categóricas, pero esa es una práctica en la que un jurista no debe caer, dado que precisamente su trabajo requiere de un altísimo rigor y de un análisis siempre concreto y que no deje cabos sueltos.

Por todo ello, cuando un profesor, un abogado o simplemente un jurista afirma que “las faltas no generaban antecedentes pero con la reforma de 2015, los delitos leves sí lo hacen”, con toda la humildad y respeto con el que se puede decir lo siguiente, dicho sujeto está cometiendo un acto de irresponsabilidad respecto de la función que cumple en el ámbito jurídico, sobre todo si dirige esa afirmación a un grupo de estudiantes, que interiorizan el enorme contraste de tan categórica afirmación.

Pasemos, por lo tanto, a dejar claro si los delitos leves generan antecedentes. La respuesta es que lo hacen, pero solo en cierta manera, que no es, precisamente, la que cualquier jurista pensaría en primer lugar. Tanto es así, que la verdad es que los delitos leves no contarán nunca para apreciar la circunstancia agravante de reincidencia del 22.8 CP ni se tendrán en cuenta jamás para decidir si suspender o no la pena privativa de libertad impuesta al sujeto activo de un delito susceptible de suspensión. En cambio, para lo que sí se tendrá en cuenta la comisión de delitos leves es para la agravación específica de la comisión de algunos delitos.

Concretemos, incluyendo el articulado de referencia, cuándo se tendrá en cuenta y cuándo no, la comisión anterior de delitos leves:

POR CUÁNTO TIEMPO PERMANECEN LOS ANTECEDENTES POR DELITO LEVE

Artículo 136.

1. Los condenados que hayan extinguido su responsabilidad penal tienen derecho a obtener del Ministerio de Justicia, de oficio o a instancia de parte, la cancelación de sus antecedentes penales, cuando hayan transcurrido sin haber vuelto a delinquir los siguientes plazos:

a) Seis meses para las penas leves.

  • Los antecedentes por delito leve se cancelarán al haber transcurrido 6 meses, siempre que no se haya vuelto a delinquir.

NO SE TENDRÁN EN CUENTA LOS ANTECEDENTES POR DELITO LEVE

Artículo 22.

Son circunstancias agravantes:

(…)

8.ª Ser reincidente.

Hay reincidencia cuando, al delinquir, el culpable haya sido condenado ejecutoriamente por un delito comprendido en el mismo título de este Código, siempre que sea de la misma naturaleza.

A los efectos de este número no se computarán los antecedentes penales cancelados o que debieran serlo, ni los que correspondan a delitos leves.

  • Respecto a la apreciación de la circunstancia agravante de reincidencia, nunca se computará la comisión de delitos leves.

Artículo 80.

2. Serán condiciones necesarias para dejar en suspenso la ejecución de la pena, las siguientes:

1.ª Que el condenado haya delinquido por primera vez. A tal efecto no se tendrán en cuenta las anteriores condenas por delitos imprudentes o por delitos leves, ni los antecedentes penales que hayan sido cancelados, o debieran serlo con arreglo a lo dispuesto en el artículo 136. Tampoco se tendrán en cuenta los antecedentes penales correspondientes a delitos que, por su naturaleza o circunstancias, carezcan de relevancia para valorar la probabilidad de comisión de delitos futuros.

  • La comisión de delitos leves no impedirá la suspensión de la ejecución de una pena impuesta en sentencia firme.

SÍ SE TENDRÁN EN CUENTA LOS ANTECEDENTES POR DELITO LEVE

*NOTA: LA SENTENCIA 481/2017, DE 28 DE JUNIO,  DEL TRIBUNAL SUPREMO HA ESTABLECIDO (CON 6 VOTOS PARTICULARES EN CONTRA) QUE LOS DELITOS LEVES NO COMPUTARÁN A EFECTOS DE AGRAVAR EL HURTO, POR LO QUE PODRÍA ENTENDERSE QUE TAMPOCO LO HARÁN RESPECTO DE LA ESTAFA.

Artículo 235.

1. El hurto será castigado con la pena de prisión de uno a tres años:

7.º Cuando al delinquir el culpable hubiera sido condenado ejecutoriamente al menos por tres delitos comprendidos en este Título, siempre que sean de la misma naturaleza. No se tendrán en cuenta antecedentes cancelados o que debieran serlo.

  • Dado que las faltas han sido convertidas en delito leve, éste encaja perfectamente en la redacción de este apartado, que únicamente exige la comisión de tres delitos, sin especificar la gravedad de éstos. De esta manera, cuenta el antecedente como agravante específica del delito de hurto.

Artículo 250.

1. El delito de estafa será castigado con las penas de prisión de uno a seis años y multa de seis a doce meses, cuando:

8.º Al delinquir el culpable hubiera sido condenado ejecutoriamente al menos por tres delitos comprendidos en este Capítulo. No se tendrán en cuenta antecedentes cancelados o que debieran serlo.

  • De la misma manera que con el hurto, los antecedentes por delito leve se usan aquí como circunstancia agravante específica.

En conclusión, debemos exigir el mayor rigor posible cuando se trata de cuestiones tan trascendentales, ya no solo para el ejercicio de la profesión por quienes se dediquen al derecho, sino para aquellas personas que van a ser asesoradas o defendidas por dichos profesionales.


2 thoughts on “¿Generan antecedentes los delitos leves?

  1. Sólo quiero poner de relieve que el art. 66.1.5a sí cuenta, según mi punto de vista, con los antecedentes por los delitos leves para determinar la agravante de reincidencia cualificada, por lo tanto aplicable para agravar la responsabilidad de cualquier delito si se dan las circunstancias determinadas en dicho artículo en la fase de individualización de la pena aplicable.

    Saludos

    Le gusta a 1 persona

  2. Primero de todo, gracias por comentar Adelaida.

    Debo decir que tu observación es muy oportuna, dado que no analicé esa posibilidad en el post. Si bien es cierto que lo que comentas puede argumentarse y, además, de forma razonable, no estoy del todo de acuerdo.

    Desde una intepretación literal de los preceptos podría entenderse perfectamente que cuando el legislador habla de ‘delitos’, sin hacer concreción complementaria alguna, está incluyendo también los delitos leves. Es decir, que tanto en el caso de la multirreincidencia que comentas como en el del artículo 250.1.8º, podría entenderse que la comisión de delito leve se incluye en el supuesto de hecho.

    Ahora bien, mis argumentos en contra de una interpretación como tal son las siguientes:

    1- Una interpretación sistemática del Código Penal, que creo mucho más adecuada, nos debe llevar a concluir que si el legislador ha excluido los delitos leves del cómputo de antecedentes para estimar la circunstancia agravante de reincidencia (ex art. 22.8 CP), no deberán computarse tampoco para apreciar multirreincidencia o reincidencia cualificada para agravar la pena que deba aplicársele al sujeto activo del delito. Podría tratarse perfectamente de un olvido del legislador en la reforma que debe resolverse con una interpretación sistemática. En mi opinión, no parece razonable pensar que para apreciar multirreincidencia se computarán los delitos leves, teniendo en cuenta que se ha excluido expresamente su cómputo, a través de la reforma, para apreciar la agravante genérica de reincidencia. Parece clara, por el sentido de la reforma, la mens legislatoris.

    2-

    a) Aunque sí que he incluido en el apartado ‘Sí se tendrán en cuenta los antecedentes por delito leve’ los supuestos de hecho contemplados en los artículos 235 y 250, debo decir, primero, que tampoco estoy del todo de acuerdo con la inclusión de los antecedentes por delito leve en el cómputo para aplicar la agravante específica que recogen y, segundo, que se trata de un caso distinto al anterior. Me explico:

    De nuevo, desde una interpretación sistemática podría argumentarse que si el legislador excluye del cómputo para apreciar la agravante genérica de reincidencia los antecedentes por delito leve, no debería, por contra, incluirlos para agravar un hurto o una estafa en base a la comisión repetida de dichos delitos.

    Debe decirse, además, que la agravante específica contemplada en los artículos 235.7 y 250.8 dobla el límite máximo estipulado para los tipos básicos de hurto y estafa, cuando la concurrencia de la agravante genérica únicamente situaría la pena a aplicar en la mitad superior del tipo correspondiente. La agravación que recogen dichos tipos cualificados podría resultar incluso más gravosa que la aplicación del 66.1.5, que únicamente contempla la aplicación de la pena superior en grado. En resumen sobre este subapartado (para mostrar con un ejemplo esta última argumentación):

    -La pena del tipo básico de estafa, ex art. 249 CP, es de 6 meses a 3 años. La mitad superior (por aplicación de la agravante genérica de reincidencia) limitaría la pena de 1 año y 9 meses a 3 años y la pena superior en grado (en caso de multirreincidencia) supondría una pena de 3 años a 4 años y 6 meses. En cambio, el artículo 250 CP contempla una pena de 1 a 6 años. Sería un contrasentido aceptar que la comisión de repetidos delitos leves puede suponer una pena mayor que la que puede conllevar la concurrencia de la agravante de multirreincidencia, entendiendo que ésta no tiene en cuenta la comisión de delitos leves.

    b) Por otro lado, existe, a mi parecer, un poderoso argumento para defender que en los casos de la estafa y el hurto cualificados sí debe tenerse en cuenta los antecedentes por delito leve. La cualificación del tipo básico de ambos delitos, en base a la repetida comisión de los mismos, que ahora recogen los artículos 235.7 y 250.8 es una novedad introducida por el legislador en la reforma de la LO 1/2015, por lo que si no especificó que los antecedentes por delito leve deben excluirse, podría entenderse que sí quiso que éstos se computaran.

    Se trata, en estos casos, de una agravante específica, por lo que su relación con el sentido de los artículos 22.8 CP y 66.1.5 CP no es tan obvia, aunque, a mi parecer, sí razonable.

    Quisiera volver a agradecer tu aportación y animarte a que sigas comentando para enriquecer todavía más el debate.

    Un abrazo,

    Fran.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s